Qué ver en Montreal

¿Qué ver en Montreal? Montreal es, con mucho, una de las ciudades más emocionantes, encantadoras y diversas del mundo. Es una mezcla única de cultura norteamericana y europea con un puñado de occidentales en buena medida. Lo que verá en Montreal es una ciudad que no solo ha cambiado con los años, sino que sigue haciéndolo. Si está planeando un viaje a la ciudad en un futuro cercano, aquí hay algunas cosas que definitivamente debe tomar nota.

Montreaux es una de las zonas más históricas de Canadá y, de hecho, es el hogar original de los primeros colonos en lo que ahora llamamos Quebec. Montreaux es la tercera ciudad más grande de Canadá, después de Vancouver y Toronto. Su casco antiguo es un tesoro histórico que se remonta a los primeros días de la nación cuando era un país independiente de la madre patria, Inglaterra. Visitar el casco antiguo es una excelente manera de familiarizarse con esta fascinante zona de América del Norte.

Si está planeando un viaje a América del Norte y planea una estadía en una de las áreas más populares de las ciudades más grandes, como Toronto o Vancouver, definitivamente debe incluir una visita al centro de Montreaux. Aquí encontrará una vida nocturna muy animada que es a la vez moderna y atractiva tanto para turistas como para residentes. Durante la noche, podrá disfrutar de los mejores restaurantes de la ciudad, donde podrá disfrutar de algunos de los mejores para satisfacer su paladar. Después de la cena, puede pasear por la calle principal del centro de Montreaux por la noche mientras bebe vino y disfruta de la historia única de la zona. Este es también un gran lugar para pasar unas noches en la ciudad para experimentar lo que la zona tiene para ofrecer durante el día sin tener que viajar fuera de su hotel.

Si vas de viaje al puerto viejo y quieres experimentar la cultura de una de las ciudades más famosas de América del Norte, debes incluir una visita al centro de Montreaux. Aquí encontrará el puerto principal, el bateau des ingres, que es Patrimonio de la Humanidad, así como el histórico Hotel Orient. El hotel ha sido renovado y ofrece comodidades modernas que son justo lo que esperaría de un resort de lujo de 5 estrellas. Otras atracciones incluyen el Museo de Montreaux, un Museo Marítimo y el Museo Canadiense del Ferrocarril del Pacífico.

Al planificar su viaje a América del Norte, es posible que desee considerar visitar algunas de las áreas más culturales de Montreal, como el distrito de Little Italy, el área de comida y vino de Little Italy y la basílica de Montreaux. Estos son solo algunos de los muchos sitios importantes que se encuentran en la ciudad. Para aquellos que buscan moverse por la ciudad, el sistema de metro está bien provisto de autobuses y taxis que pueden llevarlo hacia y desde la mayoría de las ubicaciones del centro. Solo recuerde traer la identificación adecuada para que pueda moverse por la ciudad legalmente.

Mientras se encuentra en el centro de Montreaux, ¿por qué no tomar un poutine rápido de camino a casa? Poutine es simplemente una frase en francés que significa “panqueque de papa” que generalmente se refiere a un sándwich relleno redondo relleno de salsa y preparado en una sartén. Dado que la palabra papa significa papas, este plato es una excelente opción para la multitud que viaja, ya que está perfectamente preparado y cocinado en el lugar. Por lo general, puede encontrar vendedores de poutine en casi cualquier esquina del bulevar.

Cuando se trata de qué ver en Montreaux, no puede perderse el lugar que fue calificado como el destino turístico número uno en América del Norte por la revista Travel and Leisure Traveller. La lista de atractivos incluidos en este maravilloso destino es larga e impresionante. Uno de los principales atractivos de este gran destino es el majestuoso Salón de la Fama del Hockey ubicado en la avenida que alberga el Salón de la Fama del Hockey. Otro sitio maravilloso es el Museo Picasso que alberga una de las obras más famosas de Picasso. El Museo Citadelles es otro lugar increíble y la Galería de Arte Dollows es un lugar maravilloso para ver si disfruta de las bellas artes. Para aquellos que aman ir de excursión, la Pointe-Notre-Dame-Pointe es una visita obligada, además de ver el infame Salón de la Fama del Hockey y Les Demoiselles d’Avignon de Picasso.

La mejor manera de aprender sobre qué ver en Montreaux es ir de vacaciones allí y verlo usted mismo. Muchas personas viajan a este maravilloso destino solo por la oportunidad de experimentar el encanto de la ciudad de Montreaux y las muchas opciones gastronómicas únicas que están disponibles. La mejor manera de asegurarse de pasar un tiempo maravilloso durante sus vacaciones en Montreaux es asegurarse de empacar su propio pastel de Quebec. La gente de este gran destino es tan amable y acogedora como puede ser y, con un poco de planificación, encontrará que tendrá unas vacaciones agradables que durarán toda la vida.

Publicada el
Categorizado como Canadá

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *